PROGRAMA DE INNOVACIÓN EN ECONOMÍA SOCIAL EN DELICIAS

PROGRAMA DE INNOVACIÓN EN ECONOMÍA SOCIAL EN DELICIAS

Las amenazas a la seguridad ciudadana, especialmente entre la población juvenil, surgen en un ambiente que restringe la participación y el acceso equitativo a los recursos, los derechos y las oportunidades que estos necesitan para su desarrollo humano. Es en estas circunstancias donde la economía social encuentra un espacio propositivo, pues al ser concebida como la actividad económica que llevan a cabo organismos del sector social, basados en la democracia en la toma de decisiones, la propiedad social del recurso, la distribución equitativa de beneficios entre sus integrantes y el compromiso social en favor de la comunidad, tiene enormes posibilidades de contribuir a la construcción de seguridad ciudadana juvenil en los parámetros conceptuales de la prevención y la inclusión.

 

En este contexto podemos hablar del Programa de Innovación en Economía Social (PIES) en la región de Delicias, a partir de un colectivo compuesto por mujeres, madres de familia jóvenes de la comunidad de Barranco Blanco, municipio de Rosales, una comunidad rural en un marcado contexto de machismo y violencia familiar.

 

Fue aquí en donde las mujeres lograron preguntarse cómo poder romper esa cadena de violencia doméstica que generación tras generación se vive, encontrando en la Economía Social una oportunidad de darse cuenta que son capaces de cumplir sus metas y aspirar a tener una oportunidad económica; una fábrica de tortillas de harina, donde empataron coincidencias y las marcaron como meta en común; a pesar de las distintas adversidades de su contexto social, la lejanía de su comunidad con la ciudad, la constante migración de sus habitantes al norte, la falta de oportunidades a la mujer.

 

Hoy en día después de seis meses de recibir el acompañamiento de FICOSEC, la Universidad IBERO de Puebla y Fundación Carlos Slim, cuentan con una empresa de economía social, funcional que se encuentra produciendo, pero lo más importante, es que lograron establecer, es el proceso y constante cambio en ellas y en su entorno: se dieron cuenta de sus capacidades, de sus oportunidades y sobre todo están logrando cambiar la forma de pensar de las mujeres que las rodean, demostrando que se puede romper con los círculos de violencia hacia las mujeres.